jueves, 6 de mayo de 2010

LA REGLA DE ORO EN ENFERMERIA

"NO HAGAS A OTROS LO QUE NO QUISIERAS QUE TE HAGAN A TI"
Siguiendo la regla de oro la enfermera debe tratar a los pacientes como, le gustaria que la traten a ella. la enfermera/o debe practicar la enpatia a cada momento , durante los cuales esta en contacto con el o los pacientes, es decir debe saber ponerse en el lugar de este , sin confundir empatia con acercamiento emocional. no es que un trabajador de la salud no pueda o no deba sentir algun tipo de emocion ante la situacion que un paciente esta atravesando sino que nunca debe involucrar en su actividad diaria esas emociones , ya que el predominio de estas conlleva el hecho de que su corre el riesgo de perder la objetividad al realizar los cuidados.
 en una nota el diario clarin del dia 23/12/2003  anoticiaba sobre un caso extremo que demostraba como , cuando el cuidador de la salud pierde su objetividad puede no solo dejar de hacer lo debe hacer sino  ser causante de daño irreparable.

CONMOCION EN NUEVA JERSEY Y PENNSYLVANIA

Estados Unidos: un enfermero dijo que mató a decenas de pacientes

NUEVA YORK .  agenciaS : EFE, AFP Y AP

La confesión de un enfermero, quien dijo haber matado de 30 a 40 pacientes, dio lugar a una gigantesca investigación en Nueva Jersey y Pennsylvania, donde trabajó en 10 centros de salud desde 1987. La revelación también desnudó las fallas de un sistema de salud que permite tomar al personal sin conocer en detalle sus antecedentes.

Charles Cullen (43) fue miembro de la Armada, tiene dos hijos y está divorciado. Lo detuvieron el 12 de diciembre, acusado del asesinato de un paciente y del intento de asesinato de otro en el Somerset Medical Center.

Tres días después, ante el juez Paul Armstrong admitió su culpabilidad en ambos casos y rechazó la asistencia de un abogado. Cullen dejó atónitos a los presentes, cuando se declaró responsable de la muerte de 12 a 15 pacientes en esa clínica y contó que en sus 16 años como enfermero había provocado la muerte de entre 30 y 40 pacientes, "para aliviarles el dolor y el sufrimiento".

Su caso está lejos de la eutanasia, aceptada en algunos países en circunstancias muy especiales, como una enfermedad terminal. Tampoco es equiparable al médico estadounidense Jack Kevorkian —conocido como "Doctor Muerte" por su defensa del suicidio asistido y la eutanasia—, condenado a prisión en 1999 por ayudar a suicidarse a un enfermo terminal, después de haber "asistido" a 130 personas.

Cullen trabajó en terapia intensiva del Somerset Medical Center entre setiembre de 2002 y el 31 de octubre de 2003. Lo despidieron después de que una investigación interna lo relacionó con la presencia de sustancias extrañas en la sangre de seis enfermos, cuatro de los cuales murieron.

El fiscal de Somerset acusó al enfermero de haber matado al sacerdote Florian Gall, de 68 años, quien ingresó a la clínica por una grave afección cardíaca, por la que se le recetó digoxina. El cura murió el 28 de junio, pero los análisis mostraron que recibió una dosis letal de esa droga.

Cullen también está procesado por el intento de homicidio de una mujer de 40 años que sufría de cáncer y problemas del corazón. La salvó un médico, quien descubrió que tenía una concentración excesiva de digoxina y le dio un antídoto. La mujer fue dada de alta y murió tres meses después, pero por otra causa. En la clínica se comprobó que faltaban dos frascos de esa droga.

La confesión de Cullen abrió lo que será una larguísima investigación. Hallar las evidencias será como buscar una aguja en un pajar. Habrá que revisar miles de historias clínicas de pacientes fallecidos, y practicar muchísimas autopsias. A veces ni siquiera se llegará a la exhumación, por haber sido cremados los cuerpos.

Desde 1975 hubo en el país unas 20 series de asesinatos cometidos por personal sanitario. El peor fue el de Donald Harvey, un enfermero que dijo haber matado a 37 pacientes. Nunca se supo el número exacto de víctimas.

En sus 16 años como enfermero, Charles Cullen fue despedido de seis trabajos, se fue de otros tres y fue demandado ante la Justicia por un compañero. Siempre fue echado o sancionado por infracciones que implicaban riesgo para la salud de los pacientes.

El caso ha movilizado a algunos legisladores para introducir cambios en el sistema de salud. Algunos proponen crear una base federal de datos, con el historial del personal de salud.

 aca les dejo un extracto de un trabajo sobre el tema "la regla de oro" presentado en las Mesas Redondas de Enfermería, celebradas con motivo del decimo aniversario de la fundación del Hospital Infantil de México.